Lo más importante, la calidad del agua.

Lo más importante para cuidar nuestros acuarios: conocer la calidad del agua.
Dependiendo del tipo de acuario y de los peces que tengamos, la calidad del agua será diferente. Intentaremos aproximarnos a los niveles de sus hábitats de origen.